Dificultades de aprendizaje: 10 señales que te ayudarán a detectarlo

Las dificultades de aprendizaje es un término que se refiere a un grupo de trastornos que se manifiesta por dificultades significativas en la adquisición y uso de la escucha, el habla, la lectura, el razonamiento y las habilidades matemáticas. Se asocian al bajo rendimiento y fracaso escolar.

Hacer una buena prevención y detección temprana nos permitirá evaluar y saber cómo debemos intervenir para minimizar las consecuencias que tiene tanto en el aprendizaje como para evitar trastornos emocionales, baja autoestima y escasa motivación del niño.

¿Cuáles son las señales de alerta para detectar si tu hijo tiene problemas de aprendizaje?

  1. Le cuesta entender y seguir tareas e instrucciones: gran parte del aprendizaje escolar se centra en seguir las instrucciones para realizar de manera exitosa una actividad. Fíjate si necesita de tu ayuda para resolver la mayoría de las tareas que trae del colegio.
  2. Tiene dificultades motoras: si a tu hijo le falta coordinación al caminar o hacer deporte, le cuesta escribir, recortar, colorear, o no es capaz de resolver actividades sencillas como atarse los cordones de los zapatos o  mantener el equilibrio apropiado a su edad.
  3. Presenta déficit de memoria de trabajo y atención sostenida. Si muestra problemas, por ejemplo, para recordar lo que alguien le acaba de decir o almacenar información a corto plazo para luego resolver un problema matemático o recordar datos en la lectura.
  4. Tiene problemas para dominar las destrezas básicas de lectura, deletreo, escritura y/o matemática. Puede presentar tendencia a escribir las letras, las palabras o los números al revés.
  5. Pierde con facilidad su material escolar: libros, bolígrafos, lápiz, gomas….
  6. Le cuesta comprender las nociones temporales, es decir, si confunde el ‘ayer’ con el ‘hoy’ y/o ‘mañana’, conceptos relacionados con el tiempo que son elementales y que deben dominar a una edad temprana.
  7. Es inquieto o se distrae con facilidad.
  8. Con frecuencia está frustrado y desmotivado. La mayoría se esfuerza mucho por realizar ciertas tareas y, como no sabe por qué no puede hacerlo bien, se desmotiva y pierde el interés.
  9. Aprendió a hablar o lo hizo bastante tarde, más que la mayoría de niños. Tiene problemas de pronunciación. Su adquisición de vocabulario es más bien lenta y le cuesta encontrar la palabra adecuada cuando habla. Le lleva mucho tiempo aprender rimas y canciones, o simplemente no es capaz de memorizarlas
  10. Tiene dificultad para distinguir la derecha y la izquierda

¿Qué duración o pronóstico tienen las dificultades de aprendizaje?

La duración de las dificultades de aprendizaje es relativa, ya que no tienen la misma gravedad en todos los casos, ni tampoco se dan siempre las mismas condiciones educativas, familiares y escolares, de ahí que el pronóstico pueda variar de unos niños a otros.

Si se detectada a edades tempranas, es decir, cuando se inician los aprendizajes reglados de la lectura, escritura y  matemáticas, y se lleva a cabo una intervención psicoeducativa especializada y adecuada, los problemas deberían resolverse en un plazo no superior a tres cursos.

Si la detección es tardía o no se interviene adecuadamente, las dificultades de aprendizaje van haciéndose progresivamente más difíciles de solucionar y tendrá consecuencias sobre el resto de los aprendizajes escolares, siendo el retraso escolar cada vez más acusado y las posibilidades de remisión cada vez menores.

Para terminar, recuerda que todos los niños son diferentes y algunos tienen más dificultades que otros. Si te inquieta los problemas que tu hijo/a manifiesta en la escuela,  llama a nuestro centro. Estaremos encantados de ayudarte.