¿Tiene mi hijo un Déficit de Atención? ¿Es hiperactivo?

El TDAH o trastorno por déficit de atención e hiperactividad se caracteriza por dificultades para mantener la atención, exceso de actividad e impulsividad. Te explicamos en qué consiste, cómo detectarla, las etapas y los diagnósticos

Aunque el elemento principal de este trastorno es la falta de atención, también se describe como un déficit en la motivación. Esto es porque los niños con TDAH parece que sí son capaces de mantener la atención durante largos periodos de tiempo para ciertas actividades que podrían resultarles interesantes.

Entre 3 y 7 de cada 100 niños padece hiperactividad, un trastorno que suele traer de cabeza a padres, familiares y profesores.

SINTOMAS DE LA HIPERACTIVIDAD O TDAH

Los principales síntomas asociados al trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) son:

Déficit de atención

  • En ocasiones no parece escuchar cuando se le habla directamente.
  • No suele seguir instrucciones, y no finaliza tareas escolares, encargos u obligaciones en el colegio (pero esto no se debe a comportamiento negativista o a una incapacidad para comprender instrucciones).
  • Tiene dificultades para organizar tareas y actividades.
  • Evita, o le disgusta dedicarse a tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (como trabajos escolares o domésticos).
  • A menudo extravía objetos necesarios para tareas o actividades (ejercicios escolares, lápices, libros o herramientas).
  • Se distrae fácilmente por estímulos irrelevantes.
  • Es descuidado en las actividades diarias.

Hiperactividad

  • Mueve en exceso manos o pies, o se remueve en su asiento.
  • A menudo abandona su asiento en la clase o en otras situaciones en que se espera permanezca sentado.
  • Corre o salta excesivamente en situaciones en las que es inapropiado hacerlo (en adolescentes o adultos puede limitarse a sentimientos subjetivos de inquietud).
  • Tiene dificultades para jugar o dedicarse tranquilamente a actividades de ocio.
  • Suele estar siempre en movimiento y actuar como si tuviera un motor.
  • Habla en exceso.

Impulsividad

  • Con frecuencia precipita las respuestas antes de que las preguntas hayan sido formuladas por completo.
  • Tiene dificultades para guardar turno.
  • A menudo interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otros (se entromete en conversaciones o juegos).

ETAPAS DEL TDAH

El Déficit de Atención con o sin Hiperactividad puede pasar por diversas etapas; aunque habitualmente se vea en niños, también puede prolongarse a la adolescencia e incluso a la etapa adulta, desarrollándose diversos síntomas y problemas asociados.

El TDAH en niños se manifiesta en forma de notas más bajas en los exámenes, repetición de curso, y dificultades en aplicar conocimientos a tareas personales y escolares, además de problemas emocionales (baja autoestima) y dificultades para relacionarse con las personas de su entorno.

Se han realizado seguimientos de niños hasta la edad adulta y se ha visto que en una elevada proporción todavía se manifiestan de diferentes formas los problemas principales del trastorno, como un deterioro en las relaciones sociales, depresión, baja autoestima, conductas antisociales, problemas emocionales, consumo de drogas, y una situación de desventaja escolar o laboral.

DIAGNOSTICO DE LA HIPERACTIVIDAD O TDAH

El diagnóstico de la Hiperactividad (TDAH) es clínico y debe ser realizado por un médico experto en el reconocimiento y tratamiento de este trastorno como, por ejemplo, un neuropediatra, un psiquiatra infantil, un psiquiatra o un neurólogo.

La evaluación es solicitada desde el centro escolar, a través de los padres, por medio de un informe educativo en el que se recogen los indicadores que se observan tanto en el colegio como en casa y se descarta que puedan existir otras razones por medio de la aplicación de las pruebas correspondientes.

El diagnóstico clínico precisa la entrevista con los padres y el niño, evaluación de información de los profesores, examen físico y, si fuera necesario, pruebas complementarias para descartar otros problemas.

La mayoría de las personas con TDAH tienen síntomas, tanto de desatención como de hiperactividad-impulsividad, pero en algunas prevalece uno u otro de estos patrones. Por ello se han desarrollado tres tipos diferentes, que se diagnostican en función del patrón que predomine durante los últimos 6 meses.

Estos tipos son:

  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo combinado.
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predominio del déficit de atención.
  • Trastorno por déficit de atención con hiperactividad, tipo con predomino hiperactivo-impulsivo.

A los tres síntomas básicos (déficit de atención, hiperactividad e impulsividad) se le pueden asociar otros:

  • Trastornos de conducta.
  • Dificultades de aprendizaje.
  • Problemas de relación social.
  • Bajo nivel de autoestima.
  • Alteraciones emocionales.

TRATAMIENTO DE LA HIPERACTIVIDAD O TDAH

Actualmente hay diferentes maneras para tratar la hiperactividad (TDAH). Esta el enfoque farmacológico, las técnicas conductuales, los métodos conductuales-cognitivos y la combinación de tratamientos.

Las técnicas conductuales buscan la modificación de la conducta a través de un reforzamiento del comportamiento dentro del aula y del hogar. Estas técnicas requieren mucha implicación por parte de padres y profesores.

El enfoque cognitivo conductual tiene como objetivo que el niño aprenda a mejorar su autocontrol. Para ello, el niño debe aprender a observar y registrar sus propios comportamientos. Esto suele ir seguido del reforzamiento de la conducta deseada. Estas técnicas se aplican en los gabinetes psicopedagógicos, en horario extraescolar, de forma individual o en grupos de 2 a 4 niños con los que se trabajan los mismos programas.

La combinación del enfoque psicológico (terapias conductuales o cognitivo conductuales) y el farmacológico parece tener bastante éxito en el tratamiento de la hiperactividad

Si tienes un hijo con hiperactividad y/o déficit de atención, llámanos, diseñamos programas de intervención y trabajamos tanto con niños como adolescentes.

Un comentario en “¿Tiene mi hijo un Déficit de Atención? ¿Es hiperactivo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s